Envíos internacionales y nacionales. Envió gratis a todo México en compras mayores de $850 MXN

5 características que nos diferencian de los chocolates comerciales

Conoce las 5 características de Lu’um chocolate que nos diferencian de los chocolates comerciales

 

Recientemente recibimos un correo electrónico de un comprador que nos expresó su experiencia con nuestras barras de chocolate semiamargo. En el correo, el cliente indica que se sentía decepcionado del chocolate que recibió porque no era lo que él esperaba y, al principio, nos asombramos porque era la primera vez que un cliente se quejaba, luego nos dio vergüenza porque pensamos que no cumplimos con sus expectativas. Sin embargo, leyendo un poco más entre líneas, nos dimos cuenta de que el verdadero mensaje del correo era el desconocimiento del cliente sobre nuestros productos.

 

Por supuesto que el cliente comparó nuestro chocolate artesanal con los chocolates que ha conocido toda su vida; esos que encuentras en el súper. Su decepción fue injustificada, pues no hay punto de comparación entre un chocolate comercial y nuestro chocolate artesanal: SON DOS MUNDOS COMPLETAMENTE DISTINTOS.

 

La primera diferencia es que nuestro chocolate sigue un proceso artesanal, incluso rústico, porque no usamos máquinas sofisticadas y porque nos apegamos a las recetas que nos heredaron nuestras madres y abuelas.

 

La segunda diferencia es que nuestro chocolate tiene una textura que puede sentirse áspera al paladar pero cuyo sabor explota en tu boca. También al calentarse tendrá una textura pastosa que, sin ser líquida, se mezcla perfectamente con agua o con leche caliente. La cuarta diferencia es que a nuestro chocolate no le adicionamos manteca pues la semilla de cacao que utilizamos tiene un alto contenido de grasa natural. Finalmente, la última diferencia es que tampoco agregamos grasa butírica ni lecitina de soya a nuestros productos como lo hacen los chocolates comerciales e industriales. 

 

En definitiva no elaboramos un chocolate estándar, mas bien creamos chocolate que tiene su sello personal, su propia identidad y un origen fácilmente identificable y nos enorgullecemos de que así sea.

 

Después de que se calmaron todas las emociones que causó este correo, pudimos responderle al cliente dándole información del detrás de cámara de nuestra producción y de lo que nos hace diferente a los chocolates que ha consumido antes.

 

Esto es lo que contestó: “Aprecio el hecho de que sólo utilices buenos ingredientes, que el chocolate sea artesanal y que no contenga lecitina de soja. También me gusta su marca.

[…] Quizás compre más porque me encanta el chocolate. “

 

Nos alegra decir que hemos convertido a un anterior amante de los chocolates comerciales en un amante del verdadero chocolate, el de nuestros ancestros.

 

Ahora que sabes qué nos hace diferentes, ¿seguirás comprando dulces sabor a chocolate o cambiarás al verdadero chocolate?

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *